Las olas y el viento sucunum... sucundum...

Charlando con una conocida acerca del tema pelo, surgio un punto que al menos para mi todos los veranos es recurrente.
Resulta que una se cuida el pelo, se pone cremas, se hace tratamientos y hasta en ocasiones vamos a la pelu y salimos divinas pero la verdad es que nunca, pero nunca, nada de lo que nos hagamos en la cabeza va a superar ese "noseque" que el mar y la playa le da a nuestras cabecitas despues de una tarde de puro sol...
No les paso alguna vez que regresan y se ven al espejo con un peinado y un volumen estupendo? El problemita, al menos para una obsesiva-compulsiva del lavado del cabello como yo, es que jamas podria salir a ningun lado despues de un día en la arena sin haber pasado por debajo de la ducha y aunque salgo con las ideas frescas, una suavidad divina y olorcito a limpio, ese estado natural y maravilloso del pelo que durante todo el día me acompaño ya no esta...
En fin, habra que aceptar y elegir... Por lo pronto yo les dejo aquí unos consejos para imitar esos peinados tipo ondescos muy "sauvage" parecidos a esos que las olas y el viento nos dejan en la cabeza!

*Una de las claves se llama "crema para peinar", aunque les confieso que durante el año quizas no las uso con tanta frecuencia en verano suelo consumir por toneladas ya que me da la sensación que le dan ese toque playesco al cabello.

*Si bien hoy tenemos mucha tecnología al alcance de las manos y las bucleras pueden hacer ondas divinas, no hay nada mejor que hacerse un rodete con el pelo húmedo y esperar a que se seque para conseguir unas ondas bien naturales.

*Para que perduren a través del tiempo, tener a mano un reparador de puntas, puede ser óptimo para aplicar en un minuto y en cualquier lugar, otorgándole mejor consistencia al peinado.

Les dejo algunas imágenes para tentarse con la onda natural y continuar con este look veraniego noche y día!






















































No hay comentarios:

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.