La jaula de las locas...


Que clásico es sentir o escuchar el apodo de "Loca" a esas mujeres que como yo, tienen maneras de ser y carácteres dignos de un domador con látigo, silla y ART por las dudas...
Digo, ya está asumido, yo era una "Loquita" en potencia a los dos años de edad, así que no me sorprende en lo más mínimo escuchar este segundo nombre cuando a mi se refieren. Y que quieren que le diga muchachas... Loca y a mucha honra! Es que este carácter indómito además de ser el que me trajo hasta aquí, me ha servido a lo largo de mi vida para salir, como mi horoscopo chino lo establece, parada cual felino, de situaciónes no tan normales. Con esta sangre mezcla de tana, gallega y una pizca de fusión criollo-indigena he sorteado muchas piedras en el camino y hasta abalanchas de talla considerable en alguna que otra ocasión...




¿Pero a que viene todo este relato emperifollado de mi caracter de merd? Que estoy segura que no soy la única que trajo consigo este paquetito que le pone sello de muñeca brava a casi todo lo que hace y en ello también esta la bendita tarea diaria de VESTIRSE!!!
Resulta que durante muchos años me sentí inhibida con el animal print, pues para mi era como ponerle un signo de raiz al cuadrado, a la suma de mi caracter con mi cuerpo, que de llanura no tiene nada... Era como personificar este famoso refrán que dice "Pan con pan..." 




Pero a medida que fui atravezando los años y solidificando mi relación conmigo misma, reconociendome y aceptándome (ojo que de ello no se egresa en la vida, es siempre una tarea!); comence a ver esto de vestirme cual cebra rayada, que suena mejor que decir tigresa del oriente, con mis debidos respetos; como una oportunidad! Hasta que finalmente mis reservas con el estampado animal hicieron tregua y no les digo que salgo con él de pies a cabeza, pero si me atrevo a usarlo y combinarlo a gusto y piacere! 




(ANITA YA SABES, SACA LA ESCOPETA ANTES DE QUE LLEGUE EL MOMENTO CRÍTICO Y SACRIFICAME!)




Hace un par de meses, me llamo la atención cierto detalle... Resulta que una amiga me invitó a tomar algo y charlar a mitad de semana y al entrar al sitio donde fuimos, un bar muy nuevito de la ciudad donde vivo, no solo no eramos pocas las que portábamos prendas con este glamoroso estampado, sino que a excepción de Vicky, el resto estabamos todas para grabar la versión salvaje de  "La Jaula de las locas"




Para donde mirara el lugar parecía una selva repleta de animalitos del señor y obvio no podían faltar al rededor de ellos, los cazadores.. Jeje 




Por eso lo confirmo! Señoras, señoritas, adolescentes y niñas... Deberan abrochense los cinturones y preparense para un largo paseo por el Zoo, porque el Animal Print no solo fue, sino que seguira siendo un must have para la próxima temporada y la que sigue... y la que sigue... y la que sigue... 



No hay comentarios:

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.