La menuda tareita de vestirnos con pocos centímetros de genero!


Aprovechando el ultimo finde largo, me tomo la libertad de remixar otra nota que resulta bastante ilustrativa de la situación en que año a año nos vemos las mujeres a enfrentar, cuando llega el momento de la "operación bikini"






"Justamente es una operación de las pupilas corneas la que debería hacerme para ahorrarme la operación cerebral, que es mas peligrosa y así evitar un brote psicótico cuando veo las hermosas bikinis encastradas perfectamente en los esculturales cuerpos de estas mujeres que si fuera posible enviaría de paseo a todas juntitas en un tour por la luna, sin boleto de regreso..."








No se asusten chicas, no enloquecí, esto es lo que en muchas ocasiones nuestro subibaja emocional nos provoca cuando llega el momento de elegir la bikini para las futuras vacaciones... Ya sabemos que exponernos a estas comparaciones, no es una situación que ayude, negarla o no mirar tampoco creo que sea una solución... Lo que si podría aportar ya que he pasado por este tipo de inconveniente es volver a contarles que la clave; desde mi manera de ver las cosas; esta en nosotras mismas, en vernos al espejo con nuestras imperfecciones y aceptarlas como parte nuestra; en querernos de esta manera y con este cuerpo sin entrar en comparaciones ya que suelen ser enemigas de cualquier intento por valorarnos.

Enfocarnos en lo bueno que tenemos es un buen camino, para poder mirar las cosas desde otro punto que no sea el que hoy nos lleva desesperadamente a sentirnos mal con nosotras mismas porque nos sobra un kilito, nos faltan tetas o nuestra cola no esta a la altura del obelisco. 
Estamos muy acostumbradas a mirar a otras mujeres y ensegüidita hacer un decálogo de todos los crímenes que comete con su imagen o con su look hasta desfenestrarla y lo que no tenemos en cuenta al hacerlo es que de esa misma manera nos miramos a nosotras mismas al pararnos frente a un espejo...
¿Y para que? ¿Cual es el sentido...que beneficio nos trae o en que lugar nos deja esta situación?












El hecho es que a la hora de elegir la bikini, si sumamos los chocolates y las pizzas + las dicroicas de las tiendas y lo combinamos con la sencilla tarea de encontrar una "malla" o "traje de baño" adecuada a la forma real de nuestros cuerpos, que en la mayoría de los casos dista bastante de las de los maniquíes, podemos llegar a lograr "ese" humor que nos lleva a pensar las soluciones mas descabelladlas y menos recomendables. Por eso a la hora de elegir esta pequeña prenda que consta de dos piezas y muy pocos centímetros de tela; hay ciertas cosas que podemos tener en cuenta, para evitar lo inevitable... Salir con esa felicidad que característicamente nos acompaña a las mujeres que adoramos ir de shopping, pero volver con la moral al mejor estilo "vestido de novia", es decir, arrastrándola por detrás cual cola de 5 metros... Entonces, lo primero es chequear nuestra emoción... El estado de ánimo lo podemos generar, chicas! Escuchemos música alegre, veamos fotos con hermosos recuerdos, pensemos en aquellos sueños y cosas que nos engrandecen, para que nuestro "lorito" interno nos acompañe en esa emoción positiva que nos permitirá ver las cosas desde una forma mas agradable, alegre y con oportunidades en la vida! Además de la emoción, es importante que tengas en cuenta tu presupuesto, para no querer luego, algo a lo que te resultara difícil acceder. También esta bueno, prever el temita del color, con una crema autobronceante como las hay hoy en día; recuerden que el color es muy bello, siempre y cuando sea natural, sano y no nos perjudique la salud! (PROTECCION SOLAR!!!)
Si quieren que la "operación bikini" realmente funcione, chicas, SI o SI, mas allá de los kilitos demás que se puedan o no tener, de la celulitis y de las mil y una imperfecciones ¡Por el amor de dios!... no vayan a un probador si haber pasado antes por una depiladora...acaso hay sensación menos femenina que la de sentirse un mono??? 
















































A pasitos de los meses para las horas de gloria bajo el sol, espero que les haya gustado la nota y comiencen a ver que se van a poner para ir al agua!!!

Sol Fernández

No hay comentarios:

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.