Hay Glamour? Deme un kilo por favor...



Recuerdo a principio de este año, haber recurrido al diccionario como fuente de inspiración, a la hora de redactar una tarea que me había resultado difícil. Esta costumbre me pareció muy práctica y desde entonces soy adicta a la RAE. 
No podía dejar de buscar esta vez la definición de "elegancia" y me encontré con varias de ellas con las que concorde, por lo cual, decidí unirlas para generar un concepto con el que me sintiera identificada y que pudiera transmitirlo. 
La elegancia, pues; desde mi mirada es algo mas que una cualidad innata en una persona; como sucede con el llamado "estilo propio" hay personas que naturalmente tienen esta facilidad para transmitirla, mas que otros, pero como todo surge desde nuestro interior y si bien tiene que ver el contexto en el que nos han educado, también cobra importancia nuestra propia "inquietud" una vez que nos formamos como adultos y decidimos quienes queremos ser, la elegancia, desde mi opinión, se puede adquirir. 
Coincido entonces con la mirada de la Rae de que la elegancia, es cualidad de las personas dotadas de gracia, nobleza, sencillez, bien proporcionadas o armoniosas, con buen gusto, distinción y que revelan refinamiento; en todos los ámbitos como el vestir, el moverse, el hablar, etc.
Es por ello que en el caso de las mujeres, los zapatos de tacos altos son símbolo de galmour, ya que revelan en la mujer, dominio al desafío de caminar sobre ellos y su uso aporta distinción, estiliza la imagen y crea un contexto de feminidad que marca la diferencia entre el hombre y la mujer; hoy en día con limites mucho mas delgados que en tiempos antiguos.

A mi interrogante de que sucede cuando esta gracia no es innata; yo considero como dije anteriormente, que es cualidad que se puede adquirir, así como hay gente con talentos naturales, hay otros que no necesariamente los tuvieron de esa forma y sin embargo, con el maestro adecuado, pudieron adquirirlos.

"Toda mujer puede aprender a ser elegante": estas son palabras de Valentino, diseñador italiano cuyas creaciones son sinónimo de distinción...
Entiendo que vivimos en una sociedad que destaca los talentos naturales como valiosos y eso me parece bien, pero no destaca y en muchos casos discrimina, el esfuerzo y el proceso que implica adquirir lo que "natura non da".

Para serles completamente sincera, me considero una mujer con personalidad, una mínima cuota de distinción, que no es excesiva y que en muchos casos contrasta con mis costumbres adquiridas a lo largo de una vida criada entre 5 hermanos varones, lo que me obligó, en ocasiones, además de tener un espíritu luchador, a defender mi lugar con uñas y garras.


No puedo decirles que sea mejor o peor tener mas o menos "elegancia" en la vida, mas allá de ser mujeres u hombres, como personas; lo que si puedo expresarles desde ese lugar, es que cuanto mas nos conozcamos y más nos aceptemos como somos, mejores plantados en la vida estaremos y al reconocer nuestras fortalezas pero también nuestras debilidades podemos lograr nuestros objetivos buscando el equilibrio.
"Aunque la mona vista de seda, mona queda" Pero... quien dijo que la mona es fea?

La elegancia en la moda podrá ser medida con la manera de vestirnos, de peinarnos, de expresarnos, de movernos correcta y armoniosamente, pero en la vida, la elegancia desde mi opinión, puede estar reflejada en la persona que logra trascender estos parámetros y puede apreciar la belleza que hay en cada uno, sin medirla con estos mismos, aceptando las diferencias y sin juzgarlas o discriminarlas!

Elegí fotos de diferentes mujeres que a mi, me inspiran la cuota de elegancia que marca un equilibrio.


 











2 comentarios:

  1. Hola Sol. Creeme que solo con leer el Subtitulo de tu blog he sabido que iva a gustarme. No imaginas las veces que me pregunto, ¿Y hoy?¿Qué me pongo? Creo, que esa pregunta me la seguiré haciendo por el resto de mis días.. Pero vamos es algo alucinante lo mio.
    Respecto a lo de crear mi mi imagen, mi marca personal, me gustaría que me explicases a que te refieres con eso.
    ¿Quieres decir que si realmente estamos agusto de la manera en que vestimos?
    A veces yo no me pongo lo que realmente ami me gustaría, por el que dirán que siempre está presente.
    Sé que no debería ser asi, pero la vida me ha llevado a eso :S
    Espero tu respuesta, ah y no dudes, yo también te acompaño!
    Saludos desde Barcelona

    Por cierto,adoro a Hathaway.

    ResponderEliminar
  2. Hola... Born to shop? Gracias por tu comentario, sos muy bienvenida!!! Sabes que apenas me encontré con tu blog sentí algo similar a lo que te sucedió a vos. Es mi deporte favorito!!!

    Respondiendo a tu pregunta, dicho sea de paso, muy buena observadora! Te cuento que me he dedicado al Asesoramiento de Imagen por mucho tiempo y he sumado nuevos conceptos y visiones al hacer Coaching; esto me llevó a integrar no solo lo referente a la Imagen por una cuestión de estética y belleza aplicada en función de nuestro entorno personal y profesional, sino como herramienta fundamental para transmitir y comunicar efectivamente quienes somos, que queremos y hacia donde deseamos dirigirnos.
    Es decir, lograr una coherencia entre nuestro cuerpo, mente y alma, para poder aplicarlo a la imagen y ser identificados no solo por un atuendo, un título o una acción, sino porque a través de la armonía y el equilibrio, todo se dirige, nos conduce y proyecta una entidad, nuestra persona, con sus capacidades, con sus objetivos, con sus debilidades y zonas de aprendizaje por recorrer, apostadas a un mismo objetivo, a lograr las metas.
    La marca personal, es justamente ese sello que cada uno le pone a todo lo que hace, eso conjunto de características que conjugamos de manera tal que nos distingue del resto; si aprendemos a usarlo como herramienta a la hora de construir nuestra imagen para lograr los objetivos, es una clave importante que nos llevará al éxito.

    En resumidas cuentas es aplicar los principios del marketing a nuestra imagen!

    Espero haberte aclarado en algo, tu interrogante; es claro para mi, pero muchas veces me olvido que no tiene porque serlo para el resto, de todas maneras es muy amplio, yo dicto talleres en referencia al tema y siempre surgen nuevas preguntas, los debates son interesantísimos y los puntos de vista siempre suman!

    Te enviaré un ejemplar cuando publique el libro!!!

    Un beso grande y con mucha luz de
    Sol!

    ResponderEliminar

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.