Plumas... ¿Te gustan o no te gustan?


En la época en la que yo aprendí los usos sociales del vestuario, el dorado, el plateado y las lentejuelas eran recursos reservados para ocasiones nocturnas; así como las plumas era típicas verlas en ciertos personajes que dependiendo de donde las pusieran podíamos llamar de la realeza (mayormente en los tocados) o vedettes para las que trabajaban en el mundo del espectáculo y las usaban para cubrir sus cuerpos.
Si bien para mi adolescencia la plebe o las chicas como yo, ya habíamos incluidos los plumajes para adornar las orejas, no era tan común como hoy que podemos andar por la vida emplumadas de pies a cabeza y que eso no signifique que escapamos de alguna tribu.
Hoy la esclavitud plumeril ha sido completamente abolida y cualquiera es dueña de portar plumajes a cualquier hora, en cualquier lugar, a gusto y piacere y hasta podemos ser vistas como personas cool.
Aquí les dejo algunos ejemplos actuales de la portacion de plumas en el vestir!






























































No hay comentarios:

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.