Lo que importa es la percha

Una de los puntos mas importantes a tener en cuenta a la hora de vestirnos y lograr armonía, entre las prendas elegidas y -la percha- es justamente, conocer que forma tenemos para elegir en función de ello.

Yo diría que hay tantas siluetas como mujeres en este planeta, las combinaciones son infinitas pero dentro de las generalidades vamos a definir las que comúnmente encontramos, sobre todo en esta parte del hemisferio. Antes de hablar finalmente de -las perchas- quisiera hacer hincapié en un concepto más que importante desde mi mirada y es que tengamos la forma que tengamos, la edad, características o condiciones, valemos y la mejor imagen es justamente valorarnos por lo que somos, aceptándolo y buscando siempre destacar lo que más nos agrada, sin caer en comparaciones con nadie ya que, enfocarnos en ello es desviar la atención de nuestro valor personal.

Dicho este ahora si, vayamos al grano:



Reloj de arena: Ambas partes del cuerpo proporcionadas, hombros en línea con la cadera, cintura y busto definidos.

Guitarra u ocho: Las curvas en su sitio, busto exuberante, cintura marcada, caderas redondeadas y levemente mas anchas que la parte del torso, nalgas torneadas.

Triángulo o pera: Hombros más estrechos que las caderas y puede que algo caídos, mitad superior del cuerpo más pequeña que la inferior, cintura definida, caderas anchas, muslos redondeados y glúteos prominentes.

Triángulo invertido: Hombros rectos y cuadrados, más anchos que las caderas, mitad inferior del cuerpo más pequeña que la superior, cintura y cadera poco definidas.

Rectángulo: Hombros rectos en línea con las caderas, busto grande (no en todos los casos), cintura muy poco definida, caderas y nalgas lisas.

Óvalo: Hombros y caderas redondeadas, prácticamente no se define la cintura, la espalda más bien ancha, piernas torneadas.




Por Sol Fernández para SHmoda

2 comentarios:

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.