Reflexiones de bolsillo para llenar una valija

A raíz del comentario de una amiga en blogspot, recordé las páginas de una suerte de Biblia que me guió y que estoy seguro, influyo en mi deseo de dedicarme a lo que hoy me dedico.

Cuando tenía 10 años, me regalaron un libro, que en aquel momento para mi fue un tesoro, del que aprendí mucho y a quien consultaba siempre que tenía dudas sobre como manejarme en determinados ámbitos.

Ya, en aquel entonces, planificar, hacer listas y organigramas era un paso infaltable en cualquier niña que quisiera ser independiente. Recuerdo que leía y releía muchos de los capítulos y allí comenzaba un viaje a través de mi imaginación de todo lo que quería ser y hacer cuando fuera “Una niña desenvuelta” convertida en mujer.

A pesar de haber tenido la clave de “como armar una valija” desde hace más de 20 años, solo con la experiencia de cargar bártulos y más bártulos fue que aprendí a hacerla. Confieso que he llegado a pagar impuestos, en varias oportunidades, por exceso de equipaje… El peso promedio por persona permitido es de 20 kilos aproximadamente, así que imagínense la exageración de mis bultos!

Por ello, aquí les traigo, ahora que estamos en plena época de vacaciones mis reflexiones acerca de como hacer una valija exitosa y estos son dos videos que me parecieron oportunos para empezar!
Después de un poco de amor y de humor, veamos los puntos clave:
Una vez que sabemos donde vamos, hay que elegir el equipaje apropiado… Hoy contamos con infinidad de modelos adecuados para cada ocasión. Si la travesía es con vehiculo propio, podemos relajarnos un poco más, pero si vamos en transporte publico, 2 es el numero ideal y que un ser humano puede maniobrar con facilidad; a lo sumo un tercero, por ej. Si llevamos 2 valijas, con rueditas y manija, el tercero puede ser un bolso pequeño que nos podamos colgar, si fuéramos a la ciudad…obviamente!


No vaya a ser que les suceda como a mi, que me fui al Bolson (paradójico el nombre, ahora que lo pienso…) a la cabaña de una amiga de mi hermano, con un bolso de esos que abriendo un cierre, se hacen mas grande y por supuesto que el mío tenía todos los cierres abiertos! Pero mi querido hermanito, que en ese momento tenía 16 años y yo apenas 2 mas, se olvidó de decirme hasta que subimos al tren, que la onda era ir por un circuito de mochileros …. Por suerte, como ya era “casi” desenvuelta, durante los 15 días que duro aquel hermoso trayecto, recorrí todos los lugares sin cargar el bolso, ya que siempre había un buen samaritano; para llamarlo de una manera positiva; que se apiadaba de mi cara de ¿Y ahora como lo llevo?


El inventario es un método eficaz, a la hora de elegir las partes que conformaran nuestras maletas, de evitar superávit y cosas que solo pasearemos, de tener que salir corriendo a comprar algo o lo que es peor, quedarnos sin ello porque el presupuesto no da!


Sabiendo ya el destino; el motivo del viaje, el pronóstico del tiempo; que aunque no sea exacto puede orientarnos y las actividades que tenemos planificadas hacer, solo es cuestión de organizarlo.


A la hora de guardar todo, es conveniente tener sobre la cama cada una de las partes que conformaran nuestro bagaje, para optimizar el espacio con el que contamos.


En el fondo de la valija: bolsos si son blandos o alguna cartera grande.
En la primera capa: la ropa más larga, por ejemplo, pantalones.
En la segunda capa: la ropa más gruesa.
Los rincones: rellenarlos con, medias, ropa interior, etc. para hacer una superficie homogénea.
En la tercera capa: las prendas más finas, por ejemplo, túnicas y vestidos.
En los laterales se coloca el calzado, los cinturones, etc.


Utilizar bolsitas para el calzado es higiénico además evitaremos manchar las prendas y embolsarlo en forma individual nos ayudara a ganar espacio.


Un buen truco; recuerden que el color es importante; es tener a mano un circulo cromático para orientarnos cuando armamos los outfits.


Para calcular las mudas necesarias debemos saber la cantidad de días que durara la odisea. Por ej. La ropa interior es una muda para cada día, pero no hacen falta más de 7 ya que si durara mas de una semana, tendremos tiempo suficiente para lavarla y secarla.


Para evitar arrugas indomables, una buena opción es llevar las prendas a la tintorería y guardarlas dobladas, como nos las entregaron o imitar esto si los fondos son acotados.

Los productos cosméticos, de perfumería o líquidos en un lugar separado de las prendas, es lo mas recomendable para prevenir desastres.

Tener en cuenta que aunque vayamos a un determinado clima, puede haber cambios, es un dato que no debe faltar y vestirse como cebolla, es decir en capas, es un buen aliado para combatir este los cambios climáticos que esta remporada estan a la orden del día!

Por último y si olvido algún punto relevante, se aceptan aportes; lo más importante para cualquier viaje que emprendamos es llevar capacidad para observar lo hermoso de la naturaleza y el paisaje, cargándonos de energía postisiva, paz para tomarnos algún momento de reflexión y contactarnos con nosotros mismos y gratitud hacia la vida y el universo que nos permiten disfrutar de lo que nos toca vivir en ese momento!!!


Les deseo un hermoso período vacacional, vayan donde vayan! Espero verlos a su regreso aquí en ¿Y ahora que me pongo? y no se pierdan la 2 parte de esta nota acerca de que poner en las valijas!

Sol Fernández para ¿Y ahora que me pongo?

3 comentarios:

  1. Que bueno... Para mi super útil. Para guardar y conservar y recordar cuando me voy de escapada porque parece que no aprendo...
    www.elbauldelucia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu libro de referencia cuando eras pequeña!! Es genial.

    Los consejos, muy útiles.

    Un besazo.

    www.allofmystyle.com

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lucia y Carol!!! Ya estoy siguiendo sus blogs que por cierto, ademas de interesantes siempre inspiran y me inspiran!
    Muchos besos!!! Sol

    ResponderEliminar

¿Y ahora que me pongo? es una marca ®. Con la tecnología de Blogger.